Thursday, December 8th, 2016

teleton canina on facebook teleton canina on twitter teleton canina on you tube teleton canina on blogspot

Vets Codigo de honor


Codigo de Honor del Colegio Veteriario de Costa Rica

CÓDIGO DE ÉTICA
TÍTULO I
DEFINICIÓN Y ÁMBITO DE APLICACIÓN
ARTÍCULO 1: La deontología Medicina Veterinaria es el conjunto de los
principios y reglas éticas que deben inspirar y guiar la conducta
profesional del Médico Veterinario.
ARTÍCULO 2: Los deberes que impone este Código obligan a todos los
Médicos Veterinarios en el ejercicio de su profesión, cualquiera
que sea la modalidad en la que la ejerzan, función o cargo que
desempeñen.
ARTÍCULO 3: El incumplimiento de las normas de este Código Deontológico
constituye falta disciplinaria de las contempladas por la Ley
Orgánica de Colegio de Médicos Veterinarios de Costa Rica.
ARTÍCULO 4: El Colegio de Médicos Veterinarios de Costa Rica, (C.M.V.C.R.)
asume, como uno de sus objetivos primordiales, la promoción,
desarrollo y constante actualización de las normas
deontológicas profesionales, ocupándose de la difusión de los
preceptos de este Código, y obligándose a velar por su
cumplimiento.
TÍTULO II
DE LOS DEBERES FUNDAMENTALES
ARTÍCULO 5: Son deberes fundamentales de los Médicos Veterinarios:
a) Ejercer su profesión con dignidad y responsabilidad, observando en su
ejercicio y fuera de él, las normas prescritas en este código y en la
legislación vigente, ajustando sus actos a los más rígidos principios
morales con la finalidad de darse a estimar y respetar, conservando la
honra y la noble tradición de la profesión.
b) Abstenerse de los actos que impliquen falta de seriedad y
mercantilismo de la Medicina Veterinaria, combatiéndoles cuando
sean practicados por otros.
c) Esforzarse en el sentido de actualizar, así como, ampliar sus
conocimientos profesionales y su cultura general.
COLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
DE COSTA RICA
CÓDIGO DE ÉTICA 2
d) Colaborar con el avance de la ciencia y con el perfeccionamiento de la
Medicina Veterinaria.
e) Promover iniciativa en pro de los intereses morales de la clase
profesional y de la colectividad, por medio de sus órganos
representativos.
f) Esforzarse por participar en reuniones con sus colegas,
preferentemente en el ámbito de las Sociedades Científicas o
culturales, discutiendo los avances en el terreno de la Medicina, sus
ideas y experiencias.
g) Vincularse a las entidades de la clase profesional, participando de sus
reuniones.
h) Mantener un alto nivel de comportamiento en todas sus reuniones
para que la dignidad y honra de la profesión sean salvaguardadas.
I) Cumplir y velar por el acatamiento de todas las disposiciones
normativas que rigen el ejercicio de la profesión.
ARTÍCULO 6: El Médico Veterinario tiene el deber moral de advertir a los
propietarios que maltraten a sus animales que cesen en su
actitud, y el de denunciar las conductas inhumanas o penadas
por la normativa vigente sobre protección animal de las que
tenga conocimiento.
ARTÍCULO 7: El Médico Veterinario acomodará el ejercicio de su actividad
profesional a lo regulado por la Ley Orgánica del C.M.V.C.R.,
así como a las Leyes sobre Defensa de la Competencia,
Competencia Desleal y General de Publicidad, y demás leyes
del país en cuanto fueren aplicables. Así mismo respetará las
normas de derecho internacional ratificadas por Costa Rica.
ARTÍCULO 8: El Médico Veterinario no encubrirá a quienes sin poseer el título
de Médico Veterinario ejerzan la profesión.
ARTÍCULO 9: La profesión de Medicina Veterinaria está al servicio de la
sociedad. Son deberes primordiales del Médico Veterinario los
siguientes:
* La protección de la salud y del bienestar animal.
* La promoción y la prevención de la salud pública.
* La conservación y defensa del medio ambiente.
COLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
DE COSTA RICA
CÓDIGO DE ÉTICA 3
ARTÍCULO 10: El Médico Veterinario, con independencia del cargo que ocupe,
tiene el deber de atender con la máxima diligencia las
comunicaciones y citaciones, y en general cualquier
llamamiento, emanados de los órganos de gobierno del Colegio
o de sus miembros en el ejercicio de sus funciones. Además
Comete grave infracción de ética el Médico Veterinario que
dejare de atender las solicitudes del Colegio de Médicos
Veterinarios para la institución de los procesos éticos
profesionales
ARTÍCULO 11: El Médico Veterinario está obligado a contribuir a las cargas
colegiales. Estar al corriente del pago de las cuotas, ordinarias
y extraordinarias, y soportar todas las contribuciones
económicas de carácter corporativo a que los Médicos
Veterinarios se hallen sometidos, levantando las cargas
comunes en el tiempo y en la forma que legal o
reglamentariamente se determine, cualquiera que sea su
naturaleza a que el profesional se haya sometido.
ARTÍCULO 12: El Médico Veterinario está obligado a denunciar al Colegio todo
acto de usurpación de competencias que llegue a su
conocimiento, así como los casos de ejercicio ilegal, tanto por
no ser colegiado como por hallarse suspendido o inhabilitado el
denunciado.
TÍTULO III
DEL COMPORTAMIENTO PROFESIONAL
CAPÍTULO I
DE LAS RELACIONES CON LOS USUARIOS Y LOS AUXILIARES DE
ESTABLECIMIENTOS VETERINARIOS
ARTÍCULO 13: Se define como clientela la constituida por el conjunto de
personas físicas o jurídicas que solicitan al Médico Veterinario
cualquier actividad profesional.
ARTÍCULO 14: Está prohibido al Médico Veterinario:
a) Usar títulos o especialidades Médico Veterinarias que no posee, o
cualquier otro que no haya sido reconocido por el Colegio de Médicos
Veterinarios de Costa Rica, induciendo error sobre la verdadera
capacidad profesional.
b) Anunciar una especialidad en la que no está habilitado por el Colegio
de Médicos Veterinarios de Costa Rica.
COLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
DE COSTA RICA
CÓDIGO DE ÉTICA 4
c) Recetar en cualquier establecimiento, prescribiendo exclusivamente
medicamentos producidos y/o vendidos en el mismo, si existieren
otros más idóneos.
d) Anunciar o insinuar curaciones de enfermedades consideradas
incurables, así como el empleo de métodos de tratamientos infalibles o
secretos.
e) Utilizar procedimiento de tratamiento cuyo valor no esté expresamente
reconocido científicamente.
f) Prescribir tratamientos o ejecutar intervenciones quirúrgicas que
alterando aparentemente las cualidades del animal, tengan por
finalidad favorecer transacciones deshonestas y fraudulentas.
g) Dejar de utilizar todos los conocimientos técnicos y científicos a su
alcance para evitar el sufrimiento innecesario del animal, aún cuando
sea en trabajos de investigación o en la práctica del sacrificio.
h) Practicar intervenciones quirúrgicos no necesarias; para devengar
mayor remuneración por sus servicios.
i) Afiliarse en cualquier forma o naturaleza con las personas que ejercen
ilegalmente la Medicina Veterinaria.
j) Ejercer la profesión en estado de ebriedad o en cualquier otro estado
que le impida el ejercicio profesional de acuerdo a los postulados del
presente Código.
k) Promover para sí mismo la publicación de atestados y/o cartas de
agradecimiento.
l) Desviar hacia su práctica particular o de terceros, pacientes que debía
atender en virtud de su función asistencial de carácter gratuito.
m) Firmar atestados o declaraciones de servicios profesionales que no
hayan sido ejecutados por sí, en su presencia o bajo su
responsabilidad directa o institucional.
n) Agravar el diagnóstico buscando obtener ventaja de ello.
ARTÍCULO 15: El Médico Veterinario no debe permitir a personas legales
interferencias en sus juzgamientos en el terreno profesional y
científico.
COLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
DE COSTA RICA
CÓDIGO DE ÉTICA 5
ARTÍCULO 16: Cuando el Médico Veterinario es contratado por el comprador
para inspeccionar la salud de un animal, es contrario a la ética
aceptar honorarios de parte del vendedor.
ARTÍCULO 17: Es contrario a la ética criticar sin fundamento al animal que ha
de ser vendido.
ARTÍCULO 18: La propaganda como medio de obtener lucro debe ser digna y
honesta, evitando humillar colegas mediante actos de autopromoción
y en lenguaje que afecte la dignidad profesional.
ARTÍCULO 19: La expedición de cartas, tarjetas y otros anuncios dando a
conocer al Médico Veterinario y/o la dirección del consultorio,
hospital u otro lugar del trabajo debe limitarse a los elementos
tendientes a su exacta identificación.
ARTÍCULO 20: El profesional solamente indicará en su recetario las medicinas
que estén debidamente reconocidas por los órganos
competentes de control.
ARTÍCULO 21: En las relaciones con los auxiliares, el Médico Veterinario debe
mantener la urbanidad y la consideración que merece en su
función indicándoles los límites de sus funciones.
ARTÍCULO 22: El Médico Veterinario debe informar al propietario del animal,
en un lenguaje comprensible, del diagnóstico, pronóstico y
opciones de tratamiento del padecimiento de su animal.
Asimismo debe explicar claramente la posología y normas de
administración de los fármacos que prescriba, así como el resto
de las medidas terapéuticas.
ARTÍCULO 23: Cuando el propietario del animal manifieste al Médico
Veterinario su decisión de llegar a un diagnóstico definitivo, y/o
utilizar todos los recursos terapéuticos necesarios, el Médico
Veterinario tiene el deber de utilizar todos los medios de
diagnóstico y tratamiento que tenga a su alcance, y en el caso
de no disponer de los mismos, indicar al cliente las
posibilidades existentes para su realización.
ARTÍCULO 24: Si el cliente, debidamente informado, no accediera a someter a
su animal a un examen o tratamiento que el Médico Veterinario
considerase imprescindible, o si se exigiera del Médico
Veterinario un procedimiento que éste por razones científicas o
CÓDIGO DE ÉTICA 6
éticas juzgase inadecuado o inaceptable, el Médico Veterinario
queda dispensado de su obligación de asistencia.
ARTÍCULO 25: El cliente tiene derecho a obtener un informe o certificado
emitido por el Médico Veterinario, referente al estado de salud,
enfermedad o sobre la asistencia prestada al animal. El
contenido de dicho informe será veraz y detallado, y en él
figurará el número de colegiado y el sello del Médico Veterinario
que lo firma.
ARTÍCULO 26: El Médico Veterinario está obligado a informar al cliente de los
posibles riesgos para su salud en el caso de que su animal
padezca enfermedades transmisibles a la especie humana, y
ha de primar y velar siempre por la salud pública.
ARTÍCULO 27: El acto Médico Veterinario deberá ser registrado en la bitácora
de Regencia.
ARTÍCULO 28: El Médico Veterinario debe conservar los protocolos durante un
plazo mínimo de dos años desde la última anotación en la
historia clínica del paciente y en la bitácora.
ARTÍCULO 29: A solicitud del cliente el Médico Veterinario podrá facilitar a otro
Médico Veterinario los datos necesarios para completar el
diagnóstico, así como copias de las pruebas practicadas.
ARTÍCULO 30: No es ético prescribir tratamiento u otro procedimiento sin haber
realizado un examen directo del paciente, salvo casos
especiales.
ARTÍCULO 31: El Médico Veterinario no puede bajo ningún pretexto, engañar a
quien requiera sus servicios.
ARTÍCULO 32: El Médico Veterinario nunca perjudicará intencionadamente al
paciente ni le atenderá de manera negligente, y evitará
cualquier demora injustificada en su asistencia.
ARTÍCULO 33:
a) En casos de enfermedad incurable y terminal y particularmente cuando la
enfermedad comprometa seriamente la calidad de vida del animal, el
Médico Veterinario deberá aconsejar al cliente la realización de una
eutanasia activa.
COLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
DE COSTA RICA
CÓDIGO DE ÉTICA 7
b) En caso de negativa del cliente, debe limitarse a aliviar los dolores físicos
del paciente, evitando emprender o continuar acciones terapéuticas sin
esperanza, inútiles u obstinadas, sin que exista una esperanza razonable
de utilidad para el animal, o le inflija sufrimientos adicionales.
ARTÍCULO 34: Con independencia de los aspectos económicos ligados a la
producción que puedan limitar las actuaciones y procedimientos
diagnósticos y terapéuticos, el Médico Veterinario tiene el deber
de proponer al cliente la realización de todos los procedimientos
clínicos necesarios para el correcto diagnóstico y tratamiento de
los animales.
CAPÍTULO II
DE LAS RELACIONES CON LOS COLEGAS
ARTÍCULO 35: Es prohibido recibir o pagar remuneración, comisión o
porcentaje por pacientes remitidos de colega a colega.
ARTÍCULO 36: El Médico Veterinario no debe perjudicar, despreciar, o
ridiculizar la posición profesional de sus colegas o el carácter
de sus actos profesionales respetando siempre la honra y
dignidad de los mismos.
ARTÍCULO 37: Cuando el Médico Veterinario fuere llamado en caso de
emergencias para sustituir a un colega ausente debe prestar el
auxilio que el caso requiera y reenviar el cliente al colega
después de su retorno.
ARTÍCULO 38: El Médico Veterinario no debe negar su colaboración al colega
que la necesite salvo imposibilidad manifiesta.
ARTÍCULO 39: Comete grave infracción a la ética el profesional que practique
cualquier acto de competencia desleal para atraer el cliente de
otro colega.
ARTÍCULO 40: Constituye práctica atentatoria a la ética profesional del Médico
Veterinario la disputa desleal para sí del empleo, cargo o
función que esté siendo ejercido por otro colega o que esté en
negociaciones de mejor remuneración o beneficios laborales y
sea del conocimiento del colega.
ARTÍCULO 41: Los Médicos Veterinarios podrán comunicar al Colegio de forma
escrita por los medios oficiales (carta o fax) o declaración
personal objetiva y con la debida discreción las conductas
incorrectas, irresponsables e indignas de otros colegas de las
COLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
DE COSTA RICA
CÓDIGO DE ÉTICA 8
que tengan conocimiento. No supone faltar al deber de
confraternidad el que un Médico Veterinario comunique a su
Colegio, de forma objetiva y con la debida discreción, las
infracciones al código deontológico y de competencia
profesional de sus colegas.
ARTÍCULO 42: La admisión de un alumno en el marco de un convenio de
prácticas implica que el Médico Veterinario titular se
compromete a tutelar las actuaciones clínicas del mismo y
asume la completa responsabilidad de las mismas.
ARTÍCULO 43: El Médico Veterinario no debe formular delante de los
interesados críticas a los servicios profesionales prestados por
otro colega, debiendo dirigir sus apreciaciones al Colegio de
Médicos Veterinarios de Costa Rica o a las autoridades
respectivas.
TÍTULO IV
DE LAS PUBLICACIONES
ARTÍCULO 44:
a) Las menciones que figuren en las placas de las puertas de las clínicas, en
los membretes de cartas o recetas y en los anuncios de prensa serán
discretas y veraces en sus formas y contenido.
b) En la información publicitaria no se podrá:
o Usar emblemas o símbolos del Colegio, cuyo uso queda
exclusivamente reservado a la publicidad institucional.
o Expresar contenidos persuasivos, ideológicos o de autoalabanza.
o Expresar contenidos comparativos ni de servicios que no se presten
en el centro.
o Hacer referencia a la retribución de los servicios profesionales.
o Expresar datos erróneos o engañosos.
o Prometer resultados o inducir a creer que se producirán.
c) El Tribunal de Honor del Colegio podrá ser consultado sobre lo expuesto
en el punto b anterior, cuando el Médico Veterinario tenga dudas sobre su
publicidad.
ARTÍCULO 45: En las clínicas y establecimientos veterinarios deberá figurar
como información al público lo siguiente:
– Identificación del (los) Médico(s) Veterinario(s).
– Nº de colegiado del (los) Médico(s) Veterinario(s).
COLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
CÓDIGO DE ÉTICA
9
-Titulación que posean.
-Horarios de consulta.
ARTÍCULO 46: Nunca podrá hacer mención en la publicidad de un título
académico o profesional que no se posea. Sólo se podrá
mencionar el título académico oficial registrado en el Colegio y
reconocido por la normativa vigente.
ARTÍCULO 47: Los Médicos Veterinarios que participen en campañas
sanitarias, en publicaciones generales, en emisiones
radiofónicas o televisivas destinadas a la información o
divulgación sanitaria, observarán las reglas de dignidad,
objetividad y discreción propias de la profesión Médico
Veterinaria.
TÍTULO V
DEL SECRETO PROFESIONAL
ARTÍCULO 48: El Médico Veterinario está obligado a guardar secretos de todos
aquellos hechos que haya conocido, presenciado, oído o
deducido con motivo del ejercicio de su actividad profesional,
exceptuando aquellos hechos que interesen al bien común o
por imposición judicial, la revelación del secreto se hace
obligatoria en los casos de enfermedades infectotrasmisibles
y/o de declaración obligatoria e igualmente el Médico
Veterinario debe empeñarse en transmitir a sus auxiliares la
misma obligación de guardar secreto en lo referente, al ejercicio
de su profesión.
ARTÍCULO 49: En anuncio profesional, entrevista a la prensa u otros medios
publicitarios el Médico Veterinario no puede revelar sin
consentimiento del propietario, insertar fotografías u otro
elemento que identifique a éste o al paciente, debiendo adoptar
el mismo criterio en los relatos o publicaciones en las sociedades
científicas.
TÍTULO VI
DE LA RESPONSABILIDAD PROFESIONAL
ARTÍCULO 50: El Médico Veterinario debe asumir las responsabilidades de sus
propios actos constituyendo práctica deshonesta el atribuir
indebidamente sus errores a terceros o a circunstancias
ocasionales.
COLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
CÓDIGO DE ÉTICA
10
ARTÍCULO 51: El Médico Veterinario no está obligado a atender el paciente
enfermo cuando lo solicita el cliente, correspondiendo sin
embargo hacerlo en caso de urgencia cuando no exista en la
localidad algún colega con condiciones de practicar la
asistencia necesaria.
ARTÍCULO 52: Es de exclusiva responsabilidad del Médico Veterinario la
escogencia del tratamiento para sus pacientes.
ARTÍCULO 53: El Médico Veterinario, salvo en caso de inminente peligro de
muerte del paciente, no practicará la intervención quirúrgica sin
previo consentimiento, tácito o expreso del propietario o del
responsable.
ARTÍCULO 54: En aquellos Establecimientos Veterinarios en los que el
personal no Médico Veterinario desarrolle algún tipo de
actividad relacionada con el cuidado de los animales
(peluqueros, auxiliares de clínica, etc.), el Médico Veterinario
titular es el responsable subsidiario de los actos de este
personal, sin perjuicio de las responsabilidades civiles en las
que dicho personal haya podido incurrir.
TÍTULO VII
DE LOS HONORARIOS PROFESIONALES
ARTÍCULO 55: Solo los Médicos Veterinarios legalmente autorizados por el
Colegio de Médicos Veterinarios de Costa Rica pueden cobrar
honorarios profesionales.
ARTÍCULO 56: El Médico Veterinario debe comportarse honestamente con el
cobro de sus honorarios, no debiendo hacerlo arbitrariamente,
sino acorde con las peculiaridades de cada caso.
ARTÍCULO 57: Aceptándole el cargo o atendiendo las consultas de su
especialidad el Médico Veterinario debe considerar los precios
habituales prestados por servicios similares de otros colegas.
ARTÍCULO 58: Está prohibida la práctica de servicios gratuitos o por servicios
inferiores a los usuales en la práctica o a los establecidos por el
Colegio, excepto en aquellos casos expresamente establecidos
por dicha fijación.
ARTÍCULO 59: Es lícito al Médico Veterinario cobrar judicialmente sus
honorarios pero en el transcurso del litigio, debe mantener
inviolable los preceptos de ética.
COLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
CÓDIGO DE ÉTICA
11
ARTÍCULO 60: El Médico Veterinario, en el ejercicio clínico de la profesión,
tiene el derecho a ser remunerado de acuerdo con la
importancia de su intervención profesional o servicio prestado.
ARTÍCULO 61: El Médico Veterinario está obligado a informar al propietario del
animal de sus honorarios antes de realizar los actos clínicos, de
serle solicitados.
TÍTULO VIII
DE LAS CERTIFICACIONES Y DOCUMENTOS
ARTÍCULO 62: La edición de los documentos oficiales estará sometida a la
forma y a las reglas por el Colegio de conformidad con la
legislación vigente.
ARTÍCULO 63: Los Médicos Veterinarios se abstendrán de certificar sobre
asuntos que queden fuera del alcance de sus conocimientos
profesionales o que no puedan demostrarse científicamente.
ARTÍCULO 64: Todo certificado, informe o documento análogo debe llevar el
nombre, los dos apellidos, firma y número de colegiado.
ARTÍCULO 65: La falsedad o inexactitud en los certificados o documentos que
extiendan o redacten los Médicos Veterinarios en el ejercicio de
su profesión, se sancionará de acuerdo con lo establecido en la
Ley Orgánica del Colegio de Médicos Veterinarios de Costa
Rica, sin perjuicio de las responsabilidades civiles y penales en
que puedan incurrir, que se exigirán, en su caso, en la vía
jurisdiccional correspondiente.
TÍTULO IX
DEL EJERCICIO PROFESIONAL
EN EL SECTOR PRIVADO O PÚBLICO
ARTÍCULO 66: El trabajo colectivo o en equipo no excluye la responsabilidad
de cada profesional por sus actos y funciones, siendo los
mismos principios éticos los que se le aplican al individuo y a
las instituciones de asistencia Médico Veterinaria.
ARTÍCULO 67: El Médico Veterinario no debe remitir a los servicios gratuitos
de instituciones asistenciales, particulares u oficiales, pacientes
cuyos propietarios sean de reconocida solvencia económica,
salvo casos de interés gremial o científica.
COLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
CÓDIGO DE ÉTICA
12
ARTÍCULO 68: El Médico Veterinario debe prestigiar la jerarquía técnica
administrativa, científica o docente que les vincula a sus
colegas, mediante tratamiento respetuoso y digno.
TÍTULO X
DE LAS RELACIONES CON LOS ÓRGANOS
ENCARGADOS DE IMPARTIR JUSTICIA
ARTÍCULO 69: Cuando fuere nombrado perito, el Médico Veterinario debe
colaborar con los órganos de justicia, ilustrándolos en la materia
de su competencia.
a) Cuando el asunto no es de su competencia o por motivo sobreviviente
o por imposibilidad, antes de renunciar a la función de perito, para la
cual ha sido nombrado, debe el Médico Veterinario, en consideración
a la autoridad que lo nombró, solicitarle dispensa del cargo antes de
cualquier otro compromiso.
b) En toda ocasión en que fuere obstaculizado, por parte de los
interesados en su función de perito, el Médico Veterinario deberá
comunicar el hecho a la autoridad que lo nombró y aguardar decisión.
c) El Médico Veterinario investido en la función de perito, no estará
sujeto al secreto profesional, en cuanto a su dictamen se refiere, pero
si lo estará en cuanto a personas u órganos diferentes de los judiciales
o administrativos.
ARTÍCULO 70: El Médico Veterinario no podrá ser perito de su cliente, ni de
familiares hasta tercer grado de afinidad o consaguinidad, o
enemigo, y cuando se tratara de un colega, debe abstraerse del
espíritu de clase profesional, debiendo servir bien a la justicia.
TÍTULO XI
DE LAS PUBLICACIONES SOBRE TRABAJO CIENTÍFICO
ARTÍCULO 71: En las publicaciones de trabajo científico el Médico Veterinario
no debe prevalerse de su posición jerárquica para hacer
publicar en su nombre trabajos de sus sub-alternos aún cuando
sean ejecutados bajo su orientación.
En las investigaciones en colaboración, el Médico Veterinario
se esforzará para que sea consignada la participación de los
colaboradores y garantizada la prioridad del promotor del
trabajo, el Médico Veterinario debe hacer lo posible paraCOLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
DE COSTA RICA
CÓDIGO DE ÉTICA 6
éticas juzgase inadecuado o inaceptable, el Médico Veterinario
queda dispensado de su obligación de asistencia.
ARTÍCULO 25: El cliente tiene derecho a obtener un informe o certificado
emitido por el Médico Veterinario, referente al estado de salud,
enfermedad o sobre la asistencia prestada al animal. El
contenido de dicho informe será veraz y detallado, y en él
figurará el número de colegiado y el sello del Médico Veterinario
que lo firma.
ARTÍCULO 26: El Médico Veterinario está obligado a informar al cliente de los
posibles riesgos para su salud en el caso de que su animal
padezca enfermedades transmisibles a la especie humana, y
ha de primar y velar siempre por la salud pública.
ARTÍCULO 27: El acto Médico Veterinario deberá ser registrado en la bitácora
de Regencia.
ARTÍCULO 28: El Médico Veterinario debe conservar los protocolos durante un
plazo mínimo de dos años desde la última anotación en la
historia clínica del paciente y en la bitácora.
ARTÍCULO 29: A solicitud del cliente el Médico Veterinario podrá facilitar a otro
Médico Veterinario los datos necesarios para completar el
diagnóstico, así como copias de las pruebas practicadas.
ARTÍCULO 30: No es ético prescribir tratamiento u otro procedimiento sin haber
realizado un examen directo del paciente, salvo casos
especiales.
ARTÍCULO 31: El Médico Veterinario no puede bajo ningún pretexto, engañar a
quien requiera sus servicios.
ARTÍCULO 32: El Médico Veterinario nunca perjudicará intencionadamente al
paciente ni le atenderá de manera negligente, y evitará
cualquier demora injustificada en su asistencia.
ARTÍCULO 33:
a) En casos de enfermedad incurable y terminal y particularmente cuando la
enfermedad comprometa seriamente la calidad de vida del animal, el
Médico Veterinario deberá aconsejar al cliente la realización de una
eutanasia activa.
COLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
DE COSTA RICA
CÓDIGO DE ÉTICA 7
b) En caso de negativa del cliente, debe limitarse a aliviar los dolores físicos
del paciente, evitando emprender o continuar acciones terapéuticas sin
esperanza, inútiles u obstinadas, sin que exista una esperanza razonable
de utilidad para el animal, o le inflija sufrimientos adicionales.
ARTÍCULO 34: Con independencia de los aspectos económicos ligados a la
producción que puedan limitar las actuaciones y procedimientos
diagnósticos y terapéuticos, el Médico Veterinario tiene el deber
de proponer al cliente la realización de todos los procedimientos
clínicos necesarios para el correcto diagnóstico y tratamiento de
los animales.
CAPÍTULO II
DE LAS RELACIONES CON LOS COLEGAS
ARTÍCULO 35: Es prohibido recibir o pagar remuneración, comisión o
porcentaje por pacientes remitidos de colega a colega.
ARTÍCULO 36: El Médico Veterinario no debe perjudicar, despreciar, o
ridiculizar la posición profesional de sus colegas o el carácter
de sus actos profesionales respetando siempre la honra y
dignidad de los mismos.
ARTÍCULO 37: Cuando el Médico Veterinario fuere llamado en caso de
emergencias para sustituir a un colega ausente debe prestar el
auxilio que el caso requiera y reenviar el cliente al colega
después de su retorno.
ARTÍCULO 38: El Médico Veterinario no debe negar su colaboración al colega
que la necesite salvo imposibilidad manifiesta.
ARTÍCULO 39: Comete grave infracción a la ética el profesional que practique
cualquier acto de competencia desleal para atraer el cliente de
otro colega.
ARTÍCULO 40: Constituye práctica atentatoria a la ética profesional del Médico
Veterinario la disputa desleal para sí del empleo, cargo o
función que esté siendo ejercido por otro colega o que esté en
negociaciones de mejor remuneración o beneficios laborales y
sea del conocimiento del colega.
ARTÍCULO 41: Los Médicos Veterinarios podrán comunicar al Colegio de forma
escrita por los medios oficiales (carta o fax) o declaración
personal objetiva y con la debida discreción las conductas
incorrectas, irresponsables e indignas de otros colegas de las
COLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
DE COSTA RICA
CÓDIGO DE ÉTICA 8
que tengan conocimiento. No supone faltar al deber de
confraternidad el que un Médico Veterinario comunique a su
Colegio, de forma objetiva y con la debida discreción, las
infracciones al código deontológico y de competencia
profesional de sus colegas.
ARTÍCULO 42: La admisión de un alumno en el marco de un convenio de
prácticas implica que el Médico Veterinario titular se
compromete a tutelar las actuaciones clínicas del mismo y
asume la completa responsabilidad de las mismas.
ARTÍCULO 43: El Médico Veterinario no debe formular delante de los
interesados críticas a los servicios profesionales prestados por
otro colega, debiendo dirigir sus apreciaciones al Colegio de
Médicos Veterinarios de Costa Rica o a las autoridades
respectivas.
TÍTULO IV
DE LAS PUBLICACIONES
ARTÍCULO 44:
a) Las menciones que figuren en las placas de las puertas de las clínicas, en
los membretes de cartas o recetas y en los anuncios de prensa serán
discretas y veraces en sus formas y contenido.
b) En la información publicitaria no se podrá:
o Usar emblemas o símbolos del Colegio, cuyo uso queda
exclusivamente reservado a la publicidad institucional.
o Expresar contenidos persuasivos, ideológicos o de autoalabanza.
o Expresar contenidos comparativos ni de servicios que no se presten
en el centro.
o Hacer referencia a la retribución de los servicios profesionales.
o Expresar datos erróneos o engañosos.
o Prometer resultados o inducir a creer que se producirán.
c) El Tribunal de Honor del Colegio podrá ser consultado sobre lo expuesto
en el punto b anterior, cuando el Médico Veterinario tenga dudas sobre su
publicidad.
ARTÍCULO 45: En las clínicas y establecimientos veterinarios deberá figurar
como información al público lo siguiente:
– Identificación del (los) Médico(s) Veterinario(s).
– Nº de colegiado del (los) Médico(s) Veterinario(s).
COLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
CÓDIGO DE ÉTICA
9
-Titulación que posean.
-Horarios de consulta.
ARTÍCULO 46: Nunca podrá hacer mención en la publicidad de un título
académico o profesional que no se posea. Sólo se podrá
mencionar el título académico oficial registrado en el Colegio y
reconocido por la normativa vigente.
ARTÍCULO 47: Los Médicos Veterinarios que participen en campañas
sanitarias, en publicaciones generales, en emisiones
radiofónicas o televisivas destinadas a la información o
divulgación sanitaria, observarán las reglas de dignidad,
objetividad y discreción propias de la profesión Médico
Veterinaria.
TÍTULO V
DEL SECRETO PROFESIONAL
ARTÍCULO 48: El Médico Veterinario está obligado a guardar secretos de todos
aquellos hechos que haya conocido, presenciado, oído o
deducido con motivo del ejercicio de su actividad profesional,
exceptuando aquellos hechos que interesen al bien común o
por imposición judicial, la revelación del secreto se hace
obligatoria en los casos de enfermedades infectotrasmisibles
y/o de declaración obligatoria e igualmente el Médico
Veterinario debe empeñarse en transmitir a sus auxiliares la
misma obligación de guardar secreto en lo referente, al ejercicio
de su profesión.
ARTÍCULO 49: En anuncio profesional, entrevista a la prensa u otros medios
publicitarios el Médico Veterinario no puede revelar sin
consentimiento del propietario, insertar fotografías u otro
elemento que identifique a éste o al paciente, debiendo adoptar
el mismo criterio en los relatos o publicaciones en las sociedades
científicas.
TÍTULO VI
DE LA RESPONSABILIDAD PROFESIONAL
ARTÍCULO 50: El Médico Veterinario debe asumir las responsabilidades de sus
propios actos constituyendo práctica deshonesta el atribuir
indebidamente sus errores a terceros o a circunstancias
ocasionales.
COLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
CÓDIGO DE ÉTICA
10
ARTÍCULO 51: El Médico Veterinario no está obligado a atender el paciente
enfermo cuando lo solicita el cliente, correspondiendo sin
embargo hacerlo en caso de urgencia cuando no exista en la
localidad algún colega con condiciones de practicar la
asistencia necesaria.
ARTÍCULO 52: Es de exclusiva responsabilidad del Médico Veterinario la
escogencia del tratamiento para sus pacientes.
ARTÍCULO 53: El Médico Veterinario, salvo en caso de inminente peligro de
muerte del paciente, no practicará la intervención quirúrgica sin
previo consentimiento, tácito o expreso del propietario o del
responsable.
ARTÍCULO 54: En aquellos Establecimientos Veterinarios en los que el
personal no Médico Veterinario desarrolle algún tipo de
actividad relacionada con el cuidado de los animales
(peluqueros, auxiliares de clínica, etc.), el Médico Veterinario
titular es el responsable subsidiario de los actos de este
personal, sin perjuicio de las responsabilidades civiles en las
que dicho personal haya podido incurrir.
TÍTULO VII
DE LOS HONORARIOS PROFESIONALES
ARTÍCULO 55: Solo los Médicos Veterinarios legalmente autorizados por el
Colegio de Médicos Veterinarios de Costa Rica pueden cobrar
honorarios profesionales.
ARTÍCULO 56: El Médico Veterinario debe comportarse honestamente con el
cobro de sus honorarios, no debiendo hacerlo arbitrariamente,
sino acorde con las peculiaridades de cada caso.
ARTÍCULO 57: Aceptándole el cargo o atendiendo las consultas de su
especialidad el Médico Veterinario debe considerar los precios
habituales prestados por servicios similares de otros colegas.
ARTÍCULO 58: Está prohibida la práctica de servicios gratuitos o por servicios
inferiores a los usuales en la práctica o a los establecidos por el
Colegio, excepto en aquellos casos expresamente establecidos
por dicha fijación.
ARTÍCULO 59: Es lícito al Médico Veterinario cobrar judicialmente sus
honorarios pero en el transcurso del litigio, debe mantener
inviolable los preceptos de ética.
COLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
CÓDIGO DE ÉTICA
11
ARTÍCULO 60: El Médico Veterinario, en el ejercicio clínico de la profesión,
tiene el derecho a ser remunerado de acuerdo con la
importancia de su intervención profesional o servicio prestado.
ARTÍCULO 61: El Médico Veterinario está obligado a informar al propietario del
animal de sus honorarios antes de realizar los actos clínicos, de
serle solicitados.
TÍTULO VIII
DE LAS CERTIFICACIONES Y DOCUMENTOS
ARTÍCULO 62: La edición de los documentos oficiales estará sometida a la
forma y a las reglas por el Colegio de conformidad con la
legislación vigente.
ARTÍCULO 63: Los Médicos Veterinarios se abstendrán de certificar sobre
asuntos que queden fuera del alcance de sus conocimientos
profesionales o que no puedan demostrarse científicamente.
ARTÍCULO 64: Todo certificado, informe o documento análogo debe llevar el
nombre, los dos apellidos, firma y número de colegiado.
ARTÍCULO 65: La falsedad o inexactitud en los certificados o documentos que
extiendan o redacten los Médicos Veterinarios en el ejercicio de
su profesión, se sancionará de acuerdo con lo establecido en la
Ley Orgánica del Colegio de Médicos Veterinarios de Costa
Rica, sin perjuicio de las responsabilidades civiles y penales en
que puedan incurrir, que se exigirán, en su caso, en la vía
jurisdiccional correspondiente.
TÍTULO IX
DEL EJERCICIO PROFESIONAL
EN EL SECTOR PRIVADO O PÚBLICO
ARTÍCULO 66: El trabajo colectivo o en equipo no excluye la responsabilidad
de cada profesional por sus actos y funciones, siendo los
mismos principios éticos los que se le aplican al individuo y a
las instituciones de asistencia Médico Veterinaria.
ARTÍCULO 67: El Médico Veterinario no debe remitir a los servicios gratuitos
de instituciones asistenciales, particulares u oficiales, pacientes
cuyos propietarios sean de reconocida solvencia económica,
salvo casos de interés gremial o científica.
COLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
CÓDIGO DE ÉTICA
12
ARTÍCULO 68: El Médico Veterinario debe prestigiar la jerarquía técnica
administrativa, científica o docente que les vincula a sus
colegas, mediante tratamiento respetuoso y digno.
TÍTULO X
DE LAS RELACIONES CON LOS ÓRGANOS
ENCARGADOS DE IMPARTIR JUSTICIA
ARTÍCULO 69: Cuando fuere nombrado perito, el Médico Veterinario debe
colaborar con los órganos de justicia, ilustrándolos en la materia
de su competencia.
a) Cuando el asunto no es de su competencia o por motivo sobreviviente
o por imposibilidad, antes de renunciar a la función de perito, para la
cual ha sido nombrado, debe el Médico Veterinario, en consideración
a la autoridad que lo nombró, solicitarle dispensa del cargo antes de
cualquier otro compromiso.
b) En toda ocasión en que fuere obstaculizado, por parte de los
interesados en su función de perito, el Médico Veterinario deberá
comunicar el hecho a la autoridad que lo nombró y aguardar decisión.
c) El Médico Veterinario investido en la función de perito, no estará
sujeto al secreto profesional, en cuanto a su dictamen se refiere, pero
si lo estará en cuanto a personas u órganos diferentes de los judiciales
o administrativos.
ARTÍCULO 70: El Médico Veterinario no podrá ser perito de su cliente, ni de
familiares hasta tercer grado de afinidad o consaguinidad, o
enemigo, y cuando se tratara de un colega, debe abstraerse del
espíritu de clase profesional, debiendo servir bien a la justicia.
TÍTULO XI
DE LAS PUBLICACIONES SOBRE TRABAJO CIENTÍFICO
ARTÍCULO 71: En las publicaciones de trabajo científico el Médico Veterinario
no debe prevalerse de su posición jerárquica para hacer
publicar en su nombre trabajos de sus sub-alternos aún cuando
sean ejecutados bajo su orientación.
En las investigaciones en colaboración, el Médico Veterinario
se esforzará para que sea consignada la participación de los
colaboradores y garantizada la prioridad del promotor del
trabajo, el Médico Veterinario debe hacer lo posible para
13
informar a sus colegas y a los sectores interesados sobre los
hallazgos que considere de importancia para el bien común.
Asimismo debe de respetar los derechos de autor.
ARTÍCULO 72: Los desacuerdos en relación a las opiniones o trabajos, deben
estar restringidos a críticas sobre la materia en cuestión.
TÍTULO XII
DEL TRIBUNAL DE HONOR
ARTÍCULO 73: Le corresponderá al Tribunal de Honor:
a) Conocer todos aquellos asuntos remitidos por la Junta Directiva en que se
alega infracción al articulado del presente Código.
b) Resolver las dudas u omisiones en la observación de este Código.
ARTÍCULO 74: El Tribunal de Honor deberá de tramitar los casos con la
celeridad que los mismos requieran, debiendo en cualquier
caso de garantizar el derecho de defensa y el Debido Proceso.
ARTÍCULO 75: Los cargos dentro del Tribunal de Honor serán Presidente,
Secretario y vocales I, II, III.
Su designación será hecha por sus mismos miembros.
ARTÍCULO 76: Serán funciones del Presidente entre otras:
a) Presidir las sesiones y declararlas cerradas cuando lo considere
conveniente.
b) Convocar a Sesiones por medio de la Secretaria del Tribunal de Honor o
de la Secretaria del Colegio de Médicos Veterinarios.
c) Velar por el buen funcionamiento del Tribunal de Honor adoptando para
ese fin todas las medidas que considere necesarias.
ARTÍCULO 77: Serán funciones del Secretario:
a) Redactar las actas correspondientes a las sesiones del Tribunal de
Honor.
b) Remitir a la Junta Directiva las resoluciones adoptadas en aquellos casos
que fueron puestos en conocimiento del Tribunal de Honor.
COLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
CÓDIGO DE ÉTICA
14
c) Llevar la correspondencia dirigida al Tribunal de Honor.
ARTÍCULO 78: Serán funciones de los Vocales:
Ejercer por orden de enumeración las funciones del Presidente y del
Secretario, en caso de ausencia o incapacidad de uno o ambos
funcionarios.
ARTÍCULO 79: El quórum de reunión será de 3 miembros y los acuerdos serán
tomados por simple mayoría, en caso de empate el Presidente
decidirá con su doble voto.
ARTÍCULO 80: El Tribunal de Honor estará integrado por cinco miembros
propietarios, quienes serán nombrados por la Asamblea
General Ordinaria y durarán en sus cargos dos años, con la
posibilidad de ser reelegidos por un período nuevo al
vencimiento de cada periodo. En la misma Asamblea se
elegirán tres miembros suplentes, quienes serán llamados a
sustituir a los propietarios en las ausencias temporales o por
motivos de incompatibilidad con un caso concreto.
ARTÍCULO 81: Para ser elegibles como MIEMBRO DEL TRIBUNAL DE
HONOR se necesita:
– Ser mayor de 30 años
– Tener cinco años (5) mínimo de ejercicio profesional
– Tener cinco años (5) de residir en el país en forma
inmediatamente anterior al nombramiento y no
desempeñar cargo alguno en la Junta Directiva.
– Solamente podrán ser electos los profesionales que
además de cumplir con estos requisitos sean de reconocida
honorabilidad.
TÍTULO XIII
DE LAS DISPOSICIONES GENERALES
ARTÍCULO 82: El Médico Veterinario debe dar informe fundamentado a la
Junta Directiva o a quien designe el Colegio de Médicos
Veterinarios, de aquellos hechos que constituyen infracción a
las normas de este Código.
ARTÍCULO 83: En las dudas con respecto a la aplicación de este Código, así
como en los casos de omisión, el Médico Veterinario debe
formular la consulta al Colegio de Médicos Veterinarios.
COLEGIO MÉDICOS VETERINARIOS
CÓDIGO DE ÉTICA
15
ARTÍCULO 84: Concierne al Colegio de Médicos Veterinarios la determinación
de las infracciones que se cometen a este Código, y la
aplicación de las penalidades previstas en la legislación en
vigencia.
ARTÍCULO 85: El procedimiento disciplinario será secreto durante su
tramitación, solamente las decisiones definitivas podrán ser
comunicadas a los interesados.
ARTÍCULO 86: Los infractores del presente Código serán juzgados por el
Tribunal de Honor y sancionados de acuerdo con la Ley, las
denuncias sobre infracciones del presente Código serán
remitidas por la Junta Directiva al Tribunal de Honor.
ARTÍCULO 87: Este Código solamente podrá ser modificado por la Asamblea
General.
ARTÍCULO 88: La observancia de este Código radica en la conciencia de cada
profesional que debe respetarlo y hacerlo respetar.
TÍTULO XIV
DE LA VIGENCIA DEL CÓDIGO
ARTÍCULO 89: El presente Código de Ética Médico Veterinario elaborado por
el Colegio de Médicos Veterinarios de Costa Rica en los
términos legales, entrará en vigor a partir de su aprobación en
la Asamblea General, correspondiendo al Colegio de Médicos
Veterinarios de Costa Rica, su más amplia divulgación.
ARTÍCULO 90: Rige a partir de su publicación en el Diario Oficial La Gaceta.
Dado en Moravia a los veinticinco días del mes de mayo de dos mil siete, Asamblea
General Extraordinaria N° 27-2007.
Dr. Federico Piza Vargas Dra. Olga Marta Vargas Brenes
Presidente Secretaria